El Círculo Podemos Hellín asiste al 31E


Nota de prensa:

“La Marcha del Cambio no es una marcha de Podemos, sino de todas las personas que queremos recuperar la dignidad y ayudar al cambio en nuestro país”. Con estas palabras, Pablo Iglesias llamaba el pasado sábado 31 de enero a participar en la Marcha del Cambio en Madrid. Dicho llamamiento fue escuchado por más de 300.000 personas que salieron a las calles y abarrotaron el trayecto que iba de Cibeles hasta Sol. Una marcha en la que participaron más de una docena de hellineros, la mayoría integrantes del Círculo de Podemos Hellín que habían estado durante semanas contribuyendo a la logística y organización del evento,trabajando estrechamente con el Círculo Podemos de Albacete y con el de Castilla-La Mancha, y en acciones de calle como pegadas de carteles, informandoa sus conciudadanos, o llamando a la cita a través de las redes sociales.

La Puerta del Sol, desbordada de una ‘marea morada’, fue testigo de varios discursos pronunciados por los principales dirigentes de Podemos, activistas e integrantes de algunos círculos que la formación tiene en el extranjero. Gritos y cánticos de “Sí se puede” o “tic-tac” estuvieron presentes durante toda la protesta, mientras que cada vez que Pablo Iglesias entraba en escena (su llegada a la manifestación, cuando entró en Sol y al subir también al escenario instalado en la plaza) la euforia de los asistentes se centraba en repetir: “Presidente, Presidente”.

La movilización sirvió para escenificar la ruptura con “la vieja política”. La movilización no tenía ningún objetivo instrumental, ni una protesta ni una exigencia específica al Gobierno. Se trataba de buscar un hito, el primero de Podemos en un año electoral, y de medir fuerzas para intentar demostrar que “el cambio es posible”.

Iglesias profirió un discurso donde se reivindicaba el derecho al sueño quijotesco e identificando a su principal rival, Mariano Rajoy. “Hoy soñamos para hacer nuestro sueño realidad en 2015. Este año comenzamos algo nuevo, este año es el año del cambio y vamos a ganar las elecciones al PP”, proclamó antes de esgrimir el ejemplo de Alexis Tsipras, líder de Syriza y ganador de las elecciones griegas del domingo pasado.

El secretario general de Podemos apeló al patriotismo. “Algunos dicen que España es una marca, creen que se puede comprar y vender. Malditos sean los que quieren convertir nuestra cultura en mercancía”, enfatizó. “Somos un país de ciudadanos, soñamos como Quijote pero nos tomamos muy en serio nuestros sueños”, agregó Iglesias, que extendió el concepto de corrupción a los indicadores de desigualdad. Iñigo Errejón, número dos de la formación, resumió la filosofía de la marcha. “Demasiado hemos protestado sin que nadie escuchara. Venimos a celebrar que en el año 2015 la gente va a recuperar la soberanía y la gente va a recuperar nuestro país”.

Comentarios cerrados.