El Partido Popular de Hellín se muestra contrario a la idea del recrecimiento del embalse de Camarillas.


Ante las noticias surgidas en los últimos días acerca de un hipotético recrecimiento de la presa de Camarillas y, consiguientemente de su cota de embalse, el Partido Popular de Hellín quiere manifestar ante la opinión pública los siguientes extremos:

Primero:

Entendemos que el término municipal de Hellín, así como su comarca, ha venido soportado históricamente en su territorio la hipoteca que supone la labor de regulación de los ríos Mundo y Segura a través de los embalses de Camarillas, Talave y Cenajo, con la consiguiente pérdida de sus mejores tierras de cultivo.

 

Segundo:

Que la pretensión de ese hipotético recrecimiento, -se habla en distintos foros de veinticinco metros de altura en la cota de embalse de Camarillas-, se fundamenta principalmente en una mejora en la capacidad de laminación de avenidas.

Ese argumento, hoy por hoy carece de lógica, y ello si nos atenemos al hecho de que en los últimos veinte años y para paliar los efectos de las temidas inundaciones en la cuenca receptora de este embalse se construyeron los siguientes embalses de laminación:

  • Embalse del Boquerón (Hellín), con una capacidad de 13 Hectómetros cúbicos, que regula los caudales de las ramblas del Mullidar y Boquerón, que tributa al río Mundo aguas arriba del embalse de Camarillas.
  • Embalse del Bayco (Ontur y Fuente-Álamo), con una capacidad de 9 Hectómetros cúbicos, que regula los caudales de las ramblas de Bayco, Ceperos y Jaraba, que tributan al arroyo de Minateda.
  • Embalse de Los Charcos (Tobarra), con una capacidad de 4 hectómetros cúbicos, que regula los caudales de la rambla del mismo nombre, que tributa al Arroyo de Tobarra.

 

Estos tres embalses, construidos al amparo del “Plan General de Defensa contra Inundaciones de la Cuenca del Segura” del año 1987 tras los episodios de inundaciones padecidas en la cuenca del Segura en los años 1982 y 1986, junto con actuaciones de tanto calado como lo fue el encauzamiento de la Rambla de Minateda, garantizan un sistema de retención de caudales que hacen innecesario el planteamiento de un recrecimiento del embalse de Camarillas, pues entre los tres poseen una capacidad de retención de 26 hectómetros cúbicos que liberan a Camarillas de semejantes caudales que hasta la construcción de los mismos llegaban al pantano.

 

Tercero:

Que un recrecimiento al actual nivel del embalse produciría, inexorablemente, la inundación de buena parte de las tierras de cultivo de parajes tan singulares como El Tesorico y El Azaraque, afectando, –otra vez-, a las mejores tierras de regadío del municipio, como ya ocurrió hace medio siglo con la construcción del embalse.

Pero no sólo se vería afectada nuestra mejor agricultura, sino también el hábitat del bosque de ribera del río Mundo en la zona antes citada del paraje del Azaraque, sin olvidar vestigios arqueológicos como el Eremitorio de la cueva de la Camareta, que quedaría convertido en una isla dentro del vaso del embalse.

Por ello, y en base a los condicionantes aquí expuestos, el Partido Popular de Hellín, ante las noticias que alertan de un posible recrecimiento del Embalse de Camarillas quiere transmitir a la ciudadanía su posicionamiento al respecto:

  1. Nuestra frontal oposición a las pretensiones de un recrecimiento del embalse de Camarillas por considerarlo hoy día innecesario para las funciones de defensa contra inundaciones que se alegan, y ello en base a los razonamientos antes expuestos.
  2. La defensa de nuestro territorio, lo suficientemente generoso históricamente en la pérdida de sus potenciales agrícolas en pro de la riqueza de otros.
  3. La voluntad de defensa de lo aquí expuesto ante los organismos que procedan, en unión al resto de fuerzas políticas que componen el Ayuntamiento de Hellín y de los movimientos sociales del municipio.

Hellín, veintiuno de Octubre de 2015

Comentarios cerrados.