Los ayuntamientos de Hellín y Moratalla han mantenido una reunión de trabajo, para abordar una problemática común a ambos municipios, como es la presencia de mosquitos en las pedanías de las Minas y el Salmerón.


Los ayuntamientos de Hellín y Moratalla han mantenido una reunión de trabajo, para abordar una problemática común a ambos municipios, como es la presencia de mosquitos en las pedanías de las Minas y el Salmerón.

Los ayuntamientos de Hellín y Moratalla, con sus alcaldes a la cabeza, Ramón García y Jesús Amo, han mantenido una reunión de trabajo, para abordar una problemática común a ambos municipios, como es la presencia de mosquitos en las pedanías de las Minas y el Salmerón, y que tras recoger la preocupación de sus vecinos han tomado la determinación de realizar los trabajos necesarios para garantizar el bienestar de los mismos.

La presencia de estos insectos, en los que este año tal vez se haya visto incrementada con respecto a campañas anteriores, ha provocado que los responsables de los municipios de Hellín y Moratalla, hayan mantenido una reunión con técnicos en el control de estas plagas, para ver las posibilidades de actuación y control de los mismos, para de esta manera garantizar, en la medida de lo posible, el bienestar de los vecinos y visitantes que habitan o visitan las referidas pedanías, sin las molestias que provocan estos mosquitos.

En el análisis de la situación, que existe en la zona, y tras la exposición de los técnicos de Medio Ambiente, se ha llegado a la conclusión de que, al tratarse de una amplia zona, dedicada en gran parte al cultivo del arroz y por tanto con encharcamientos de agua durante largos periodos de tiempo, hacen de este un hábitat idóneo para la proliferación de estos mosquitos y por tanto la decisión de actuación que se tomase debería ser de forma conjunta y a la vez por ambas entidades municipales.

Igualmente, en el análisis de actuación a seguir para el control de los insectos, se han visto la necesidad de que en todo caso la actuación de control debe someterse a una serie de premisas indispensables para ambos alcaldes. En primer lugar, habrá que realizar un estudio entomológico, para determinar tanto zonas como especies sobre las que actuar, utilización de productos insecticidas respetuosos con el entorno y las personas y aplicación con medios humanos y/o mecánicos que menos afecten al entorno y cultivos existentes.

Considerando todas estas cuestiones, se ha acordado mantener una charla informativa con los habitantes de Las Minas y El Salmerón (que se mantendrá en los próximos días), para explicar el procedimiento a seguir en los trabajos de control, en los que también se pedirá la colaboración de todos ellos, en cuestiones informativas, para conseguir la mejor gestión y resultados posibles en los trabajos a desarrollar, que está previsto comenzar lo antes posible y conseguir así los mejores resultados de cara al próximo verano, época esta, en la que resultan más molestos estos insectos.

Comentarios cerrados.