EL CONSORCIO PROVINCIAL DE MEDIO AMBIENTE INVIERTE MÁS DE 104.760 € EN 1.021 CONTENEDORES MARRONES QUE LLEGARÁN A 7 MUNICIPIOS PARA FAVORECER LA GESTIÓN SEPARADA DE LOS RESIDUOS ORGÁNICOS

La vicepresidenta de la Diputación de Albacete y responsable del Consorcio Provincial de Medio Ambiente, Amparo Torres, se ha desplazado hasta La Roda junto a su alcalde, Juan Ramón Amores (el también vicepresidente provincial) para supervisar en primera persona la distribución de los ‘contenedores marrones’ para biorresiduos, que este organismo dependiente de la institución provincial está instalando en esta localidad, así como en Hellín, Almansa, Tobarra, Villarrobledo, Caudete y Tarazona de la Mancha, sin ningún coste para los Ayuntamientos.


“Hemos dado un paso al frente en línea con la hoja de ruta de la Diputación, plenamente comprometida con el desarrollo sostenible y también con nuestros municipios”, ha señalado Torres, aclarando que la separación selectiva de residuos, “además de imprescindible y prioritaria”, es un requisito normativo como recoge el Anteproyecto de Ley de Residuos y Suelos Contaminados, en el que se establece diciembre de 2021 como fecha límite para la recogida separada de biorresiduos de origen doméstico para las entidades locales con más de 5.000 mil habitantes (y antes del 31 de diciembre de 2023 para el resto).

En total, el Consorcio ha destinado más de 140.760€ para la adquisición de 1.021 contenedores de recogida de residuos orgánicos, de los que 120 se instalarán en La Roda. Esto supone una inversión de 12.313€ que este organismo provincial ha efectuado para “dar respuesta a una necesidad urgente de los Ayuntamientos, sin que esto suponga ningún gasto para ellos”, ha destacado la vicepresidenta de la Diputación.

“Lo que significa un ahorro muy importante para los Consistorios de estas localidades que podrán invertir la partida que hubieran programado para esto en otras áreas y que, en el momento que nos encontramos, no es difícil imaginar que este ahorro vendrá muy bien para combatir la pandemia”, ha destacado Torres.

Instalación de contenedores más campañas de formación y asesoramiento técnico

La distribución de estos contenedores, con capacidad para 800 litros y carga trasera, se ha realizado atendiendo de forma prioritaria a las localidades que deben cumplir a lo largo del próximo año con la Estrategia de Gestión de Biorresiduos de Castilla-La Mancha y, de acuerdo, con un ratio de 1 de estos depósitos por cada 150 habitantes. De este modo, en Hellín se instalarán 210; 170 en Villarrobledo, 160 en Almansa, 70 en Caudete y en Tobarra, y 50 en Tarazona de la Mancha. Dejando la parte restante en la reserva para futuras sustituciones.

Asimismo, esta actuación va a estar reforzada, por parte del propio organismo dependiente de la Diputación de Albacete, por campañas de información y sensibilización ciudadana y también por asesoramiento técnico, en total consonancia con la labor que ya viene desarrollando a lo largo y ancho de este territorio en múltiples y variadas áreas medioambientales.

La gestión de residuos, uno de los grandes desafíos de las sociedades modernas

De hecho, Torres ha destacado que uno de los grandes desafíos a los que se enfrenta cualquier sociedad moderna es abordar “de manera decisiva y definitiva” la gestión de los residuos y que estos materiales dejen de ser un problema y pasen a ser vistos “como lo que realmente son, un recurso que puede ser útil para nuestro territorio”.

Por ello, ha destacado que la separación en origen de la materia orgánica, “ese quinto contenedor”, favorece la transformación posterior del material recogido en COMPOST (un abono natural). “Hasta la fecha, la materia orgánica era recogida en el contenedor ‘resto’, mezclada con impropios que impiden, durante su tratamiento, la obtención de COMPOST que pueda ser utilizado con plenas garantías tanto el ámbito urbano como en el rural”, ha detallado la responsable provincial, quien ha incidido en el compromiso de la Diputación de Albacete y del Consorcio de Medio Ambiente en eta materia.

“Además de una ayuda directa a nuestros municipios, la distribución de estos contenedores, nos permite avanzar en la implementación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 (de forma muy específica en el 12, ‘Producción y Consumo Responsable’; en el 13, ‘Acción por el Clima; en el 15, ‘Vida de Ecosistemas Terrestres’; y en el 17, ‘Alianza para lograr los Objetivos’) en la que la institución provincial viene trabajando, conscientes, como somos, de que las políticas públicas que se pongan en marcha para combatir el cambio climático, reducir la huella de carbono o, como en esta ocasión, separar residuos, son fundamentales para el futuro”, ha explicado la vicepresidenta, haciendo especial hincapié en la colaboración entre Administraciones para avanzar en la senda mandatada por Naciones Unidas.

Torres ha hecho un llamamiento al conjunto de instituciones públicas, agentes sociales y económicos, así como toda la ciudadanía porque “juntos y juntas debemos avanzar hacia un modelo de gestión de biorresiduos sostenible y coherente con el futuro que queremos y los principios que defendemos”

Así, la Diputación está entre las entidades locales pioneras en transitar, “con convicción y resolución”, esta senda de desarrollo sostenible porque “nuestro presidente (Santi Cabañero) y todo su Equipo de Gobierno hemos establecido unas prioridades sólidas para que esta provincia progrese”.

Un recorrido en el que la gestión adecuada de residuos es fundamental porque minimiza el impacto que éstos producen en el medio natural. Por ello, Torres ha hecho un llamamiento al conjunto de instituciones públicas, agentes sociales y económicos, así como toda la ciudadanía. “Juntos y juntas debemos avanzar hacia un modelo de gestión de biorresiduos sostenible y coherente con el futuro que queremos y los principios que defendemos, en los que la economía circular, la reutilización o el reciclaje deben sentar la base que haga posible una sociedad mejor en un planeta más saludable”.

Igualmente, la vicepresidenta ha insistido en el trabajo que viene desarrollando la Diputación en el conjunto de la provincia en esta dirección y “en línea con la senda marcada por el Gobierno de España y por Europa, como evidencian los propios Fondos Europeos”. De hecho, recientemente se ha aprobado en el Consejo de Ministros la distribución de fondos procedentes del PIMA Residuos (Plan de Impulso al Medio Ambiente en el sector de los residuos) para la implementación de políticas de residuos en 5 tipos de actuaciones, siendo la recogida separada de biorresiduos una de ellas.

Por su parte, Juan Ramón Amores ha agradecido a la institución provincial y al Consorcio esta actuación, anticipándose, una vez más, a una necesidad de los propios Ayuntamientos y respaldando siempre las acciones que éstos desarrollan para avanzar en materia de sostenibilidad y hacia una cada vez más adecuada gestión de los residuos.

El alcalde ha explicado que La Roda va a iniciar esta actuación de separación de residuos orgánicos a través de un proyecto piloto con la instalación de unos 12 contenedores en uno de los barrios de la localidad, motivando la participación de unas 800 personas (cerca de 300 familias). Asimismo, ha indicado que se llevará a cabo con llaves individualizadas para el uso de estos recipientes y ha reiterado lo vital que, en este sentido, es y será la concienciación y la formación de la población, en las que ya ha avanzado que también está ya trabajando su Consistorio.