HELLÍN COMIENZA A TRABAJAR PARA CONVERTIRSE EN DESTINO TURÍSTICO INTELIGENTE DE LA MANO DE SEGITTUR

El Ayuntamiento de Hellín ha comenzado a trabajar para convertirse en Destino Turístico Inteligente de la mano de la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas (SEGITTUR) organismo dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo de España.


Un destino turístico inteligente es un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, que facilita la interacción e integración del visitante con el entorno e incrementa la calidad de la experiencia en el destino y mejora la calidad de vida del residente.

Entre las ventajas de ser un destino turístico inteligente se incluyen la revalorización del destino a través de la innovación y la digitalizacion, de lo que resulta un aumento de la competitividad, una mejora en la eficiencia de los procesos de producción y comercialización y un impulso al desarrollo sostenible en sus tres vertientes: medio-ambiental, económica y socio-cultural.

Por su parte, la concejala de Turismo de Hellín, María Jesús López, aseguraba que «es un proceso que nos hará impulsar la necesaria industria turística y consolidar con ello el desarrollo de Hellín», mientras que el alcalde, Ramón García, mantenía que «el turismo se situará así en nuestra ciudad en primera línea estratégica gracias al apoyo externo de una entidad tan importante como Segittur».

Para llevar a cabo este trabajo, el equipo SEGITTUR ya ha mantenido una primera reunión de inicio del proyecto con los responsables del Ayuntamiento de Hellín, en la que se ha explicado qué supone ser un destino turístico inteligente, la metodología con la que se va a trabajar y la hoja de ruta que seguirán las próximas semanas.

El trabajo comenzará con el análisis de toda la información del municipio relacionada con los cinco ejes que conforman la metodología, que abarca la gobernanza, la innovación, la tecnología, la accesibilidad y la sostenibilidad.

Tras ello tendrán lugar una serie de entrevistas con los responsables de las distintas áreas del Ayuntamiento, así como con otros organismos relacionados directa e indirectamente con el turismo, ya que el proyecto de destino turístico inteligente trata de involucrar a todos, dado que el turismo es un sector muy transversal.

Todo este trabajo se estructura en base a la metodología de Destino Turístico Inteligente de la Secretaría de Estado de Turismo, en la que se evalúan más de 400 requisitos vinculados con los cinco ejes que conforman un destino turístico inteligente: gobernanza, innovación, tecnología, accesibilidad y sostenibilidad.

El resultado de las reuniones junto con el análisis de la información aportada por todos los agentes implicados servirá para evaluar el grado de cumplimiento de Hellín en cada uno de los ejes, lo que constituye la base para la elaboración del informe diagnóstico y el plan de acción para su conversión en destino turístico inteligente.