EL GOBIERNO APRUEBA LA SUBVENCIÓN DE 3.4 MILLONES DE EUROS PARA LA EXTENSIÓN DE BANDA ANCHA EN ZONAS RURALES DE ALBACETE

El Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital va a subvencionar con 3,4 millones de euros la extensión de banda ancha de nueva generación en zonas rurales de la provincia de Albacete. Esta cantidad, cofinanciada con fondos FEDER, corresponde a la convocatoria del año 2020 del Programa de Extensión de Banda Ancha de Nueva Generación (PEBA-NGA), y sumada a la aportación de la operadora encargada de ejecutar el proyecto supondrá una inversión total de 4.893.444 euros.


El objetivo de este programa es extender la cobertura de las redes públicas de comunicaciones electrónicas proporcionando servicios de banda ancha de muy alta velocidad (más de 300 Mbps) a las zonas denominadas zonas blancas (NGA), definidas como aquellas que no disponen de cobertura de redes de banda ancha de nueva generación, ni previsiones para su dotación por algún operador en el plazo de tres años, en base a planes de inversión creíbles.

En el caso de Albacete, la convocatoria de 2020 permitirá llevar fibra óptica FTTH a 108 núcleos de población, entre los que se incluyen también pedanías o urbanizaciones, pertenecientes a 29 municipios de toda la provincia.

En este sentido se puede destacar el número de proyectos acumulados en los términos municipales de Yeste (15); Albacete (12); Molinicos (9); Hellín (9); y Nerpio (8), siendo la estimación de cobertura de fibra óptica para la provincia cuando finalicen los trabajos del 94,37%

El subdelegado del Gobierno ha manifestado que con esta ayuda, el Gobierno de España responde a los retos de dotar a zonas tradicionalmente desfavorecidas del ámbito rural y que constituyen el 10% de la población española, de los servicios propios de la Sociedad Digital, una necesidad reconocida por los agentes sociales y económicos y que resultan fundamentales para la creación y mantenimiento de la actividad económica de las empresas y el desarrollo social de nuestros pueblos.

Así mismo ha subrayado que la extensión de la cobertura de las redes públicas de banda ancha de nueva generación, constituye una estrategia esencial para una mayor vertebración social y territorial de la España rural, garantizando la igualdad de oportunidades y favoreciendo la implantación de nuevas actividades económicas, capaces de atraer y fijar población en el medio rural ante los problemas que nos plantea el reto demográfico.