EL TOBARRA CB CAYÓ DERROTADO EN SU PROPIO FEUDO DE LA GRANJA POR 56 – 63

El Tobarra CB cayó derrotado en su propio feudo de La Granja por 56 – 63 frente al Aloe Plus Lanzarote en un duelo por evitar la última posición de la liga dado que ambos equipos se encuentran en los dos últimos puestos de la clasificación. El partido solo aportó el dato positivo para los locales de ver el pabellón de La Granja casi lleno en una temporada aciaga para los locales pero en la que la afición se ha mantenido fiel al equipo.


El primer cuarto y por extensión la primera mitad fue de dominio absoluto del Tobarra CB que salió muy concentrado a la pista y que tan solo sufrió el contratiempo de la tercera falta personal de Juanda ante un Lanzarote que se mostraba errático en el tiro y bastante desacertado en general de cara a canasta. Al final de los primeros diez minutos el dominio local se plasmaba en el 21 – 9.

En el segundo cuarto, la dinámica favorable al equipo de Alfredo Gálvez continuó siendo la característica principal porque el equipo tobarreño mantenía su fluidez en ataque moviendo el balón con sensatez. Además la superioridad en el juego interior que se presumía al equipo canario no se hacía efectiva y la buena actitud defensiva de los locales les permitía ir aumentando la ventaja hasta alcanzar el 39 – 23 del descanso.

Tras el paso por vestuarios los espectadores que llenaban el pabellón de La Granja vieron otro partido totalmente diferente. El equipo tobarreño que partía con una ventaja de 16 puntos pareció disolverse poco a poco y la falta de acierto en el ataque hacía que el CB Lanzarote fuese recortando poco a poco las diferencias. Al final del tercer cuarto el resultado era de 44 – 36.

Los diez minutos finales fueron la constatación de las sensaciones ofrecidas por el Tobarra CB en el tercer cuarto. Y es que después de anotar tan solo 5 puntos en diez minutos los tobarreños siguieron ahogados en su propia falta de ideas en ataque y también en su mal momento anímico tras una dura temporada. El equipo de Lanzarote culminó su remontada sin grandes alardes y aprovechó los 45 tiros libres de los que disfrutó en el partido para terminar imponiéndose por 56 – 63.

La próxima semana el equipo tobarreño se desplaza a Madrid para enfrentarse a Distrito Olímpico en la antepenúltima jornada liguera.